¿Si hago un proceso de coaching puedo sufrir efectos secundarios?
Tal y como se conocen en le mundo de la medicina, con seguridad no. En cualquier caso serán de tipo emocional y de forma pasajera.

¿Tiene el coaching impacto en mi organismo?
A corto plazo no, pero a medio y largo plazo es muy probable, y siempre de forma beneficiosa.

¿El coach me dice que opción debo elegir?
Aunque haya gente que piense que el coach te indica lo que es mejor para ti, el/ella realmente no lo sabe. Lo que si hará será ayudarte a que elijas la opción mejor, según tus preferencias y criterios. Esto no es algo sencillo y puede conllevar largo tiempo.

¿Si hago coaching puedo dejar la psicoterapia?
Puedes hacer lo que creas más conveniente, pero el coaching no es sustitutivo de la psicoterapia.
Imagina que te estas recuperando de una enfermedad que requiere una cierta medicación, y a la vez estás llevando un programa de fortalecimiento muscular en un gimnasio. Dejarías de tomar tu medicación por asistir al gimnasio.

¿Como se lo que es coaching y lo que no?
Pues si después de leer la explicación de Que es no queda del todo claro, podemos decir con seguridad aquello que no es:

  • No es terapia
  • No es un proceso de corto plazo
  • No es magia ni es una disciplina sanadora
  • No sirve para perjudicar a nadie ni a nada
  • No consigue objetivos disparatados ni absurdos
  • No es la panacea para todo
  • No es lo de la tele (La Voz o programas por el estilo)

¿Tiene el coaching efectos inmediatos?
Si.
Desde el primer momento (primera sesión) el cliente empieza a experimentar diversos efectos que le acercan a su objetivo final. A veces, dichos efectos no son del todo agradables, como puede ser una repentina descarga emocional que lleva tiempo bloqueada, o darse cuenta de una circunstancia de vida mal planteada que supone por un lado una liberación, pero por otro la sensación de haber fracasado o de haber perdido el tiempo. En todos los casos, son situaciones pasajeras.

¿Es el coaching 100% efectivo?
Sinceramente no.
Como cualquier disciplina que tenga que ver con la persona, nada es 100% efectivo, pues la complejidad del ser humano consigue que cualquier técnica tenga un margen de fracaso “aceptable”.
Eso si, aunque la historia del coaching se remonta a unas pocas décadas, el nivel de satisfacción de los que lo han experimentado es muy alto, y podríamos decir sin presunción, que su éxito está entre el 80 y el 90 por ciento de los procesos finalizados.