Además del principal beneficio que es conseguir el objetivo deseado, el proceso de coaching provoca en el cliente otros beneficios no buscados. Se indican en esta lista varios de ellos que, dependiendo del caso, pueden obtenerse:

  • Saber analizar correctamente, sin velos, sin prejuicios, sin presión, tu situación personal.
  • Centrarte en lo que realmente es importante en tu vida y dejar atrás lo superfluo e innecesario.
  • Sacar provecho a tus acciones y decisiones, desde el primer momento.
  • Aclarar y definir tus prioridades.
  • Abandonar las falsas obligaciones y las imposiciones externas.
  • Identificar tus valores, fortalecerlos y ponerlos en concordancia con otros aspectos de tu persona.
  • Aumentar la confianza en ti mismo, entendiéndote mejor y conociendo tus puntos ciegos.
  • Conseguir esos sueños realizables que se te resisten, con paciencia y constancia.
  • Mejorar en tus relaciones sociales y tus habilidades de comunicación.
  • Conocer y controlar mejor tus emociones, ponerlas de tu parte y que te ayuden en tus objetivos futuros.
  • Mejorar tu autocontrol, gestionado tu energía en las mejores opciones que tengas a mano.
  • Aumentar tu productividad elevando tu energía vital y tu creatividad.
  • Dejar atrás viejos hábitos inútiles y creencias que te limitan para sentirte bien contigo mism@.

En ningún caso estos beneficios serán utilizados para justificar un importe extra de las tarifas acordadas.